SSS

  • RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter

 

Mástiles fabricados con fibras de carbono y tecnología pre-peg para alcanzar la máxima relación calidad-precio, traduciéndose en un mástil de altas prestaciones que se adapta como un guante a las velas SSS, y siendo compatible con la mayoría de velas del mercado.

¿Qué significa pre-peg? Las fibras que se usan están preimpregnadas para conseguir la óptima relación fibra-resina, antes de ser utilizadas para conformar el mástil que será luego curado.

Todos nuestros mástiles son RDM, es decir, diámetro reducido, mejorando el manejo y la maniobrabilidad en el agua.

El mástil es esencial, y la mejor vela mal aparejada, no sirve de nada. Los mástiles SSS Black Series están construidos con el máximo porcentje de carbono, asegurando así un menor peso relativo y la máxima reactividad y respuesta, lo que se traduce en más control, ayuda al planeo, aceleración y maniobrabilidad.
Fabricados con la denominada “Constant Curve”, creemos que hay que ser claros y transparentes en este sentido, donde hay bastante confusión y oscuridad en muchos casos. Por ello, debemos aclarar ciertos conceptos.

Aunque llevando como nomenclatura normalizada el nombre de “100% Carbon”, el porcentaje exacto de los mástiles es un 97% de carbono.

La Curva que alcanza el mástil bajo presión es la llamada curva “Constant Curve”, que se adapta a la mayoría de velas del mercado, y especialmente a nuestras SSS.

Exactamente y hablando de números, la curva media de nuestros mástiles se sitúa en 62,70 / 75,97. es decir, 63/76. Este número puede variar en función del mástil considerado como unidad y la medida de éste, pudiendo oscilar algo menos de 1 punto de media.

Como norma, se sitúan entre el 62-63% y el 75-77%

 

 

 

 
En SSS no adornamos ni decoramos mástiles. La producción está limitada a conseguir un mástil de la máxima durabilidad y prestaciones. Por ello, nuestros mástiles son exclusivamente fabricados en carbono, y no usamos compuestos mixtos. Tampoco añadimos color ni decoración, elementos que no contribuyen a mejorar prestaciones y añaden peso al total. En su lugar, los mástiles van reforzados en estos puntos con capas extra en carbono, simplemente el material más efectivo para conseguir las mejores prestaciones en un mástil.

 

Un ejemplo de nuestra filosofía es el kevlar o carbon-kevlar. Este material tiene unas propiedades excelentes, pero sobresale y se usa sobretodo por su resistencia a los impactos, además de tener una estética muy atractiva. Suele colocarse a la altura de la botavara, para prevenir el desgaste del roce con el cabezal. Sin embargo, esta zona es la más protegida del mástil respecto a los golpes, pues la misma botavara lo protege de ello. Por contra, el desgaste se produce igualmente, siendo la aramida o kevlar un material especialmente vulnerable a la humedad a la que queda expuesto tras el continuo roce y desgaste. Y no supera al carbono en ninguna de las propiedades específicas que debe tener un mástil. Siguiendo nuestra filosofía de rendimiento vs estética, usamos carbono en esa zona.

 

Si te preocupa proteger tu mástil del roce de la botavara o cambers, basta usar y pegar un poco de mylar para proteger la zona de desgaste. En su defecto, materiales de uso cotidiano cumplen la misma función de manera muy eficiente y simple.

Fieles a nuestra filosofía, en SSS hemos testado a conciencia y durante largo tiempo la calidad y durabilidad del material hasta poder estar en condiciones de afirmar que ofrecemos un mástil de alta calidad y prestaciones aseguradas.

Con unos pesos equilibrados, los mástiles SSS tienen mayor grosor en zonas específicas que lo requieren o se hace aconsejable, expuestas a roces continuos  y presiones contra otros materiales, como es la zona de unión del mástil al enchufe o alargador, o la unión entre las dos partes que componen el mástil. Siempre, en carbono.

El único punto débil de los mástiles SSS es el vinilo pegado en el que están grabadas las especificaciones. Esperamos que esto no te preocupe…

 

¿Alguna duda? Contacta con nosotros en info@sssailboards.com o en la página de contacto.